jueves, 21 de febrero de 2013

Yo que soy peregrino



Yo que soy peregrino, que ando por la tierra
tratando de llevar tus hijos a buen puerto
hoy te pido Señor, si es que se me permite,
elegir a quien quiero que me des a cuidado.

Dame a todos aquellos que les cuesta ir derecho,
dame al que tiene miedo, dame al que esté perdido,
al que se siente solo, dame al que esté enojado,
dame a aquel que no entiende, dame a aquel que moleste.

Dame a aquel que me cueste llevarlo de la mano,
dame a aquel que me enoje, al que me desagrade.
dame a aquel cuya historia desborde de tristezas,
dame a aquel a quien nadie lo escuche ni lo mire.

Y quedate conmigo y mostrame en sus ojos
que en el fondo de todo aquello que me espanta
hay una imagen tuya, estás Vos en silencio,
hay algo que seguro yo esté necesitando.

A los que aprenden rápido, a los que saben todo,
a los que son prolijos, perfectos y obedientes
dáselos a algún otro sino yo corro el riesgo
de olvidarme por qué elegí este camino.

Que todas las miserias que llevo aquí en mi alma
sirvan para entender las miserias del otro.

3 comentarios:

  1. Fantástico Toto, como siempre: un lujo de lectura!!

    ResponderEliminar
  2. Muy, muy Toto :original, hondo ...y con final inesperado! ¡Gracias !

    ResponderEliminar